Igualdad y No Discriminación

Imágen de Pixabay.com/Wakandapix

Es discriminación cuando una persona recibe un trato diferente o perjudicial debido a razones arbitrarias como pueden ser el género, complexión física, nacionalidad, preferencias sexuales, religiosas o políticas, estado civil, edad, condición socio económica, entre otras. Todas las personas tienen derecho a recibir el mismo trato y a que se les respete en su dignidad humana. La no discriminación es fundamental para que las personas puedan desarrollar su potencial al máximo y el acceso a oportunidades en condiciones de igualdad.

En México existe la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación que prohíbe toda práctica discriminatoria que impida o anule el reconocimiento o ejercicio de los derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas. Y en un futuro cercano la Norma de Igualdad y no Discriminación Laboral será de carácter obligatorio para todas las empresas en el país.

Adicionalmente, en la actualidad las personas buscan emplearse y relacionarse como clientes con empresas que se comportan de forma inclusiva, por lo que resulta indispensable para la sostenibilidad de los negocios que adopten conductas con perspectiva de género y no discriminación que repercuten significativamente en tres aspectos esenciales de toda organización: